Para qué sirve la vitamina A (resumen)

La vitamina A es una vitamina soluble en grasa. Se pueden encontrar en 2 tipos diferentes en la dieta, la preformada, que se encuentra en productos animales como carne, pescado, pollo o productos lácteos; y la pro-vitamina, que puede encontrarse en productos vegetales, como frutas y verduras.

La forma más común de este último tipo es el beta-caroteno. También se puede encontrar en suplementos alimenticios, como acetato de retinol o como beta-caroteno.

Para qué sirve la vitamina A (resumen)

La principal función de la vitamina A en el cuerpo es la de formar y mantener una piel saludable, así como ayudar a los dientes, los tejidos blandos y esqueléticos y las membranas mucosas.

También se le conoce como retinol porque produce la pigmentación de la retina del ojo. Promueve una buena visión en poca iluminación y también es necesaria en la reproducción y lactancia. También ayuda al cuerpo y al sistema inmunológico contra enfermedades infecciosas.

El retinol puede encontrarse en el hígado animal, leche entera y algunos alimentos fortificados. Además, el beta-caroteno es uno de los 500 tipos conocidos de carotenoides, que se encuentran en vegetales.

El beta-caroteno es un antioxidante que protege a las células de daños ocasionados por sustancias con radicales libres, que pueden ocasionar daños en el cuerpo como algunas enfermedades crónicas, cáncer y contribuyen al proceso de envejecimiento.

La vitamina A encontrada en fuentes animales, como huevo, carne, leche, queso, crema, hígado, bacalao y aceite de pescado tiene también alta saturación de grasa y colesterol. Por lo tanto, una buena fuente de la vitamina es por el beta-caroteno encontrado en vegetales, como por ejemplo los que tienen un color fuerte amarillo o naranja, como la toronja o el albaricoque.

También son buenas fuentes las zanahorias, calabazas, camote, brócoli, espinaca y otros vegetales con hojas. Entre más intenso sea el color de la fruta o verdura, el contenido de beta-caroteno es mayor. Estas fuentes son libres de grasa y colesterol.

El consumo insuficiente de la vitamina puede ocasionar enfermedades infecciosas y problemas de la vista. En contra parte, un consumo desmedido también puede ocasionar enfermedades y hasta defectos de nacimiento, para mujeres embarazadas.

Incluso un consumo exagerado de beta-caroteno puede ocasionar pigmentación de la piel en tonalidades amarillas o naranjas. Esto no es una enfermedad, pero es una consecuencia de un alto consumo de la vitamina. El color de la piel regresa a la normalidad después de reducir el consumo de la sustancia.

La mejor forma de cumplir con el requerimiento diario de vitamina A es comiendo una buena variedad de frutas y verduras, así como productos lácteos fortificados, legumbres, lentejas y productos de grano entero.

La cantidad recomendada de vitamina A en el cuerpo depende de la edad y el género. En promedio, para hombres adultos es de 0.7 mg y para mujeres adultas es de 0.6 mg. Además, la vitamina que no se ocupe en el cuerpo de forma inmediata, es almacenada para su uso futuro, por lo que pueden existir días sin su consumo y que el cuerpo pueda proveerla.


Deja un comentario

free contadores